News

COMPAÑÍAS DE BIOAG SE UNEN A ESFUERZOS DE RESPUESTA Y ASISTENCIA A EMERGENCIAS PARA PUERTO RICO

COMPAÑÍAS DE BIOAG SE UNEN A ESFUERZOS DE RESPUESTA Y ASISTENCIA A EMERGENCIAS PARA PUERTO RICO

Cuatro compañías de biotecnología agrícola coordinaron una entrega de suministros para los municipios del sur cerca de sus estaciones en Puerto Rico

Al recibir noticias de la devastación causada por el huracán María en Puerto Rico, cuatro compañías de biotecnología agrícola, entre ellas la Compañía Monsanto, movilizaron un equipo en Estados Unidos para enviar suministros de respuesta y asistencia a emergencias a los municipios del sur cercanos sus estaciones en Puerto Rico.

El avión de carga llegó a San Juan, Puerto Rico el viernes 29 de septiembre con dos (2) remolques/contenedores de suministros. Estos incluyeron: catres, ‘kits’ de higiene, sábanas y almohadas de emergencia, botiquines de primeros auxilios, refrigeradores de agua potable, jarras de agua Brita®, vasos de agua desechables, platos desechables, cubiertos desechables, aspiradoras Shop-Vac®, barras de granola, agua purificada, pañales, desinfectantes para las manos, toallitas para bebés, sistemas de filtro de agua, ‘kits’ de almacenamiento de agua, filtros de reemplazo para el agua, repelentes de insectos, medicamentos y suministros médicos. Los suministros también incluían 28,000 comidas preparadas de carne y pollo.

Todos los suministros fueron transportados desde San Juan y entregados al Centro Deportivo Los Caobos en Ponce, escoltados por la Guardia Nacional de los Estados Unidos, el sábado 30 de septiembre. Allí, los empleados de Monsanto recibieron el envío y lo dividieron en cinco (5) donativos proporcionales, que fueron recogidos por funcionarios de los municipios antes mencionados ese mismo día.

Las compañías también proveyeron a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) espacio en el avión de carga para traer suministros de agua y cuidado infantil, totalizando 48 paletas, o un (1) remolque/contenedor completo.

“Cuando la catástrofe golpea un área que consideramos nuestro hogar, primero buscamos verificar la seguridad de todos nuestros empleados. Desafortunadamente, con el servicio de teléfono celular limitado y transportación difícil, todavía tenemos a varios empleados y familias con quienes no hemos podido establecer contacto. Nuestra prioridad principal es encontrar a esos empleados y asegurar su seguridad”, dijo Al Mitchell, presidente del Fondo Monsanto y vicepresidente de Relaciones Comunitarias.