News

La revolución de los datos nos ayudará a traer la neutralidad de carbono a la finca

La revolución de los datos nos ayudará a traer la neutralidad de carbono a la finca

Por Robb Fraley
Director de Tecnología en Monsanto

(Originalmente publicado en Beyond the Rows)

Desde las comunicaciones y finanzas al entretenimiento, la transportación y casi todas las demás industrias, la revolución de datos ha cambiado rápidamente la forma en que vivimos. Y ahora ha llegado a la finca.

Su llegada puede estar entre las más significativas de todas. Porque la revolución de datos en la agricultura hará más que cambiar la forma en que vivimos—nos ayudará a cultivar alimentos de manera más sostenible.

Esto es porque nos ayudará a trabajar con la seria amenaza al ambiente global y a los agricultores alrededor del mundo que representan las emisiones de gases de efecto de invernadero. Como los científicos ya han establecido firmemente, el reducir estas emisiones es crítico si vamos a minimizar el daño que el cambio climático va a infligir en el ambiente—y la agricultura.

Un clima cálido con demasiada lluvia en algunos lugares y cantidades insuficientes en otros ya está castigando a las cosechas globales y amenaza con ponerse peor a menos que actuemos con urgencia.

Lo que mucha gente no reconoce es que la agricultura es un contribuidor sustancial a la emisión de gases de efecto de invernadero. De hecho, se estima que la agricultura representa el 13 por ciento de ellos a nivel global. Dos de las causas principales son las prácticas de manejo de terrenos que resultan en grandes liberaciones de óxido nitroso y carbono, y la digestión de ganado, que libera emisiones de metano.

Recientemente, Monsanto anunció un compromiso para abordar las emisiones de gases de efecto de invernadero en la agricultura en cuanto a nuestras operaciones se refiere. Anunciamos que para el año 2021, llevaremos nuestras operaciones a una posición carbono neutral.

Lo que queremos decir con esto es que todas nuestras emisiones de gases de efecto de invernadero – incluyendo las que no son a base de carbono como el óxido nitroso –serán eliminadas o compensadas para que nuestra huella efectivamente sea cero.

Carbon_Neutral_v3_PM_Crop_Production_Facebook_photo_post

Para entender cómo funciona, piensa en dos círculos concéntricos. El círculo interior es nuestro negocio de cultivo de semillas, el cual operamos en parte por nuestra cuenta pero mayormente a través de colaboraciones con agricultores por contrato. Trabajando con nuestros socios en este negocio para adoptar ciertas prácticas agrícolas, llevaremos nuestro negocio de semillas a la neutralidad de carbono.

El círculo exterior y mucho mayor son los agricultores comerciales. Estamos trabajando para desarrollar un programa que provea incentivos a los clientes agricultores que adopten o expandan los métodos de producción de cultivos carbono neutrales – a cambio de parte de su valor de reducción de carbono. Utilizaremos esas reducciones como compensaciones para neutralizar nuestra huella de carbono restante.

Una pregunta obvia, por supuesto, es qué clase de prácticas vamos a estar fomentando.

Algunas ya están bien establecidas, como plantar cultivos de cobertura y reducir la labranza. Ambas medidas mejoran la salud del terreno, reducen la erosión del agua y la contaminación y ayudan a mantener el carbono almacenado en el terreno.

Pero la más reciente pieza del rompecabezas es la agricultura de precisión, la cual será facilitada por la revolución de datos.

Un pequeño y apreciado aspecto de esa revolución es la medición. Gracias a los avances en la tecnología de los sensores y de la información, los agricultores de hoy pueden entender sus emisiones de gases de efecto de invernadero con mayor precisión de lo que era posible hace unos pocos años atrás. Sus fincas, de hecho, se pueden conectar a un Fitbit.

Entonces ellos pueden utilizar la revolución de datos de una manera que ha estado mucho mejor apreciada – la parte que brinda mayor precisión en la agricultura. Ellos pueden tener cada parte de sus terrenos cartografiados con GPS. Entonces, sus tractores pueden programarse para que sepan donde plantar, que plantar y en que densidad deben hacerlo. Los sensores pueden decirles cuanto abono deben usar y donde usarlo, y cuando regar y cuando no.

Consideren como esto puede evolucionar en términos de emisiones de gases de efecto de invernadero de las aplicaciones de nitrógeno:

Hoy en día, los agricultores que buscan las mejores cosechas a veces sobre-aplican nitrógenos o lo aplican en lugares en los cuales puede que no se necesite. Esto puede llevar emisiones de gases de efecto de invernadero al aire innecesariamente y la pérdida de nutrientes a los cuerpos de agua. Con la nueva tecnología digital, sin embargo, los agricultores pueden hacer más decisiones informadas y así aplicar el nitrógeno más eficientemente.

¿El resultado? Un mayor promedio de absorción, un rendimiento mayor en total y reducciones en emisiones y escorrentías.

Estas mejoras brindan exactamente lo que necesitamos en la agricultura actualmente – la intensificación sostenible. Nos dan más por menos –más alimentos en una huella igual o reducida con menos aportaciones.

En resumen, nos ayudan a alimentar al mundo mientras conservamos el ambiente.