News

¿No te gusta el “kale”?

¿No te gusta el “kale”?

Por Milton Stokes
Director global de comida, nutrición y salud

Admito que no me encanta el sabor del “kale”, o col rizada. Pero como es un vegetal lleno de nutrientes como vitaminas y minerales con propiedades antioxidantes, he estado experimentando con varias maneras de preparar la col rizada para maximizar su atractivo para mi familia. Lo único que se tiene que hacer con la col rizada pura es hacer una ensalada tradicional. Para lograr que los chicos – y algunos adultos – la coman, se necesita realzarla. O disfrazarla, como en una sopa o un estofado.

La semana pasada encontré varios artículos que catalogaban a este vegetal como uno “malo”.
Como dietista certificado esto me llama la atención, pero también me molesta porque sé mejor que eso. Mientras que muchos padres quizás no tienen acceso a todos los artículos de investigación escritos sobre la col rizada, son titulares como estos que pueden alarmar a cualquiera:

Mother Jones: Sorry, Foodies: We’re About to Ruin Kale

Delish: People Are Getting Seriously Sick From Eating Kale

Con razón los consumidores quedan confundidos luego de leer este tipo de artículos. Pero lo que es primordial es que todos deben comer más frutas y vegetales, sea col rizada o zanahorias, papayas o melocotón, maíz o repollo y de todo entre medio. Busca tener un arcoíris de colores, llenando la mitad de tu plato con frutas y vegetales. De menor importancia es que algunas frutas y vegetales pueden tener pequeñas cantidades de químicos que se consideran dañinos en exceso. Las manzanas contienen cianuro. Las papas contienen solaninas. Sin embargo, un individuo tendría que comer cantidades enormes para llegar a esos niveles peligrosos. Como se demostró de manera tan sencilla en el más reciente video de AsapSCIENCE, el riesgo real está basado en la cantidad actual del producto alimentario que se consuma. Simplemente, todo en exceso, aun el agua, puede tener efectos dañinos.

Mi consejo: lea todo con un grado de escepticismo. Y verifique con fuentes creíbles. Algunos de mis favoritos incluyen el programa del Produce for Better Health Foundation y el Centro de Información de Alimentos y Nutrición del USDA. Para consejos sobre la planificación de menús personalizados, visite la página web de la Academia de Nutrición y Dietética para encontrar a un dietista certificado cerca de usted.

Las frutas y vegetales son parte de una dieta balanceada y estoy muy contento de trabajar con una organización que está trabajando para ayudar a los agricultores a producir vegetales ricos y nutritivos. Así que adelante, cómase la col rizada. Yo me tomo la mía en un smoothie casero con frutas congeladas y yogur griego.