News

NUESTRO PUNTO DE VISTA: LA VERDAD ACERCA DE LA SALUD PÚBLICA Y LA SEGURIDAD DE LOS OMG Y HERBICIDAS

NUESTRO PUNTO DE VISTA: LA VERDAD ACERCA DE LA SALUD PÚBLICA Y LA SEGURIDAD DE LOS OMG Y HERBICIDAS

El editorial en el “New England Journal of Medicine” por los autores Philip Landrigan y Charles Benbrook tergiversa extensas evaluaciones regulatorias del glifosato y otros herbicidas

Por el Dr. Daniel Goldstein, Investigador Científico Principal y Director de Asuntos Científicos de Monsanto, y la Dra. Donna Farmer, Líder de Protección del Producto y Nutrición de Monsanto.

Como empresa, nuestra misión es ofrecer una amplia gama de herramientas para ayudar a los agricultores a producir mejores cosechas de una manera ambientalmente más sostenible. Estamos absolutamente comprometidos con la seguridad de nuestros productos, ya sean semillas convencionales o OMG, o pesticidas, y creemos firmemente que la única manera de garantizar la seguridad es a través de una ciencia sólida.

Desafortunadamente, un reciente artículo de opinión en el New England Journal of Medicine presentó cierta desinformación sobre uno de nuestros productos más importantes, el glifosato. Los autores de este artículo de opinión intentaron argumentar que la reciente clasificación de glifosato por parte de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) plantea nuevas inquietudes sobre la seguridad del glifosato.

Esto es lo que los autores no mencionan:

En primer lugar, la responsabilidad y la autoridad para evaluar la seguridad de los plaguicidas recae en los organismos reguladores a través del mundo – no en la IARC. Las agencias reguladoras alrededor del mundo llevan a cabo evaluaciones de riesgos exhaustivas a base a toda la información disponible y relevante sobre un producto. Las conclusiones de estas evaluaciones de riesgo han sido consistentes y claras: todos los usos etiquetados del glifosato son seguros para la salud humana y el medio ambiente. No hay evidencia creíble de que el glifosato es cancerígeno. Más información sobre la seguridad del glifosato está disponible aquí.

En contraste, la clasificación de la IARC se basa en un enfoque diferente y utiliza selectivamente un conjunto limitado de datos. Para que quede claro: no hay nada nuevo en la clasificación de la IARC. La IARC no llevó a cabo un estudio, y no analizó datos o estudios nuevos. Las agencias reguladoras han revisado los estudios clave considerados por IARC – y más – para llegar a sus conclusiones más exhaustivas y rigurosas.

Para asegurar que los plaguicidas continúen cumpliendo con los estándares de salud y seguridad, los organismos reguladores también llevan a cabo revisiones periódicas de registro. Como parte del proceso de revisión, se requiere que los fabricantes de plaguicidas presenten un conjunto de datos actualizados y completos de las agencias reguladoras y que lleven a cabo estudios adicionales para llenar las brechas de datos. El conjunto de datos acerca del glifosato incluye una batería de 11 pruebas diferentes sobre los efectos endocrinos de los cuales la EPA concluyó que “no había pruebas convincentes del potencial de interacción con las vías de estrógenos, andrógenos o tiroides.” (Vea la evidencia completa del informe de pruebas de la EPA aquí.

Varias agencias reguladoras, incluyendo la EPA de los EE.UU. y una autoridad nacional de reglamentación europea, a nombre de la UE, están llevando a cabo una reevaluación del glifosato y ahora están analizando la monografía de la IARC mientras evalúan al glifosato por sí mismos.

Durante las décadas en que se ha utilizado el glifosato como herbicida, ha habido más de 800 estudios sobre la seguridad de glifosato – incluyendo muchos hechos por investigadores independientes. Esto hace que el glifosato sea uno de los productos agrícolas más ampliamente estudiados en el mercado.

Los autores del artículo de opinión también hacen afirmaciones acerca de la toxicidad de los productos formulados con glifosato. Esto es lo que es importante entender: la mayoría de los productos formulados con glifosato contienen tres ingredientes principales: el ingrediente activo (glifosato), agua, y una mezcla de tensioactivos similares al jabón. El tensioactivo, que es similar a los utilizados en artículos de higiene personal o en productos de limpieza para el hogar, permite al glifosato adherirse y penetrar las hojas de una maleza. El tensioactivo reduce las tasas de uso de glifosato en los cultivos al permitir que el glifosato se mueva a través de la capa cerosa de las malezas, en el cual el glifosato es capaz de inhibir una enzima que es esencial para el crecimiento de la planta. Cuando se usa según las instrucciones de la etiqueta, el glifosato y los tensioactivos utilizados con el glifosato no plantean riesgos irrazonables para la salud humana. Uno de los autores de esta publicación del blog, la Dra. Donna Farmer, ha abordado cuestiones sobre tensioactivos con más detalle aquí.

Por último, los autores del artículo de opinión argumentan a favor del etiquetado obligatorio de los productos alimenticios que contengan ingredientes derivados de organismos modificados genéticamente debido a las afirmaciones sobre la posibilidad de nuevas alergias a los alimentos y el uso de productos fitosanitarios en los cultivos OMG. Es importante responder a ambos reclamos. En primer lugar, como parte de la evaluación de seguridad de los alimentos para humanos y animales para cualquier cultivo OMG nuevo, el rasgo potencial está totalmente analizado en su alergenicidad. En los Estados Unidos, la FDA requiere que todos los ingredientes deben estar listados en la etiqueta, y cuando hay una diferencia significativa en la seguridad, la composición o la nutrición del cultivo de la que se derivaron, esa diferencia se refleja apropiadamente en la etiqueta. La Asociación Médica Americana (AMA) ha reafirmado que no existe justificación científica para el etiquetado especial de los alimentos que contienen ingredientes modificados genéticamente.

En segundo lugar, el uso de productos de protección de cultivos no se limita a los cultivos OMG. Sin embargo, independientemente de si los productos fitosanitarios se utilizan en los cultivos GM o en los convencionales, los productos son sometidos a revisiones regulatorias detalladas para su seguridad. Nosotros en Monsanto hemos sido claros que apoyamos un enfoque nacional para el etiquetado que beneficie a los consumidores al garantizar normas uniformes para la seguridad y el etiquetado de todos los alimentos, incluidos aquellos fabricados con ingredientes derivados de cultivos OMG. Puede leer más acerca de las opiniones de Monsanto sobre el etiquetado en un blog independiente.

Cuando se trata de preguntas sobre la salud humana y la seguridad, es importante ir más allá de los rumores y la desinformación y leer los hechos. Dos buenos lugares para hacer esto son http://discover.monsanto.com/ y https://gmoanswers.com/. Invitamos a cualquier persona que tenga preguntas a que visite estos sitios web para obtener más información.