MONSANTO RECALCA QUE DÉCADAS DE DATOS Y REVISIÓN REGLAMENTARIA DOCUMENTAN CLARAMENTE LA SEGURIDAD DE GLIFOSATO

MONSANTO RECALCA QUE DÉCADAS DE DATOS Y REVISIÓN REGLAMENTARIA DOCUMENTAN CLARAMENTE LA SEGURIDAD DE GLIFOSATO

Monsanto está en desacuerdo con la ciencia chatarra, parcialidad de organismos no reguladores; revisiones transparentes y exhaustivas son necesarias para la evaluación responsable de la salud humana

Hoy, Monsanto Company (NYSE: MON) abordó más sobre la evaluación realizada la semana pasada por la Agencia Internacional sobre la Investigación del Cáncer (IARC) con respecto al glifosato.

“Estamos indignados con esta evaluación,” dijo el Dr. Robb Fraley, director general de tecnología de Monsanto. “Esta conclusión es inconsistente con las décadas de continuas y exhaustivas revisiones de seguridad por parte de las autoridades regulatorias líderes de todo el mundo, en las que se ha concluido que todos los usos etiquetados del glifosato son seguros para la salud humana. Este resultado fue alcanzado a través de un escogido selectivo de datos y es un claro ejemplo de parcialización por agendas personales”.

Las reiteradas evaluaciones de seguridad por autoridades reguladoras durante las últimas tres décadas han formado las bases de la larga historia de uso seguro y altamente eficaz de esta importante herramienta agrícola en más de 160 países de todo el mundo.

Las decisiones sobre la seguridad del producto y aprobaciones para pesticidas se rigen por agencias reguladoras tales como la Agencia Estadounidense de Protección Ambiental (EPA) y la Comisión Europea, así como los comités de asesoramiento científico independiente, como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). La IARC no tiene autoridad regulatoria y su decisión no tiene impacto en la etiqueta, el registro o el uso actual del glifosato.

“La seguridad es la máxima prioridad para cada persona que trabaja en Monsanto. Los herbicidas a base de glifosato en el mercado cumplen con los rigurosos estándares establecidos por las autoridades reguladoras y de la salud que trabajan todos los días para proteger la salud humana, y queremos que nuestros clientes y consumidores tengan la seguridad de estas evaluaciones”, añadió Fraley.

En contraste con la revisión exhaustiva que los reguladores de todo el mundo han realizado durante más de tres décadas, la IARC publicó su clasificación basándose en una revisión de datos limitado después de horas de discusión en una reunión de una semana. Además, el IARC es uno de los cuatro programas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que han revisado la seguridad de glifosato y su clasificación es inconsistente con las evaluaciones de los otros programas. Dos de los programas de la OMS – del Grupo Básico de Evaluación y el Programa Internacional de Seguridad Química – llegaron a la conclusión de que el glifosato no es cancerígeno. Las Guías de la OMS para la calidad del agua potable concluyeron del glifosato no representa un peligro para la salud humana.

“El trabajo de la IARC no es un estudio, y no hace referencia a datos o nuevos estudios”, dijo Fraley. “En cambio, la IARC sólo analizó un número limitado de estudios existentes. Reconocidas agencias alrededor del mundo han visto los mismos estudios, y muchos más, y han determinado que todos los usos etiquetados del glifosato son seguros. El proceso de la IARC no es transparente, su decisión es irresponsable, y tiene el potencial de causar confusión acerca de un tema tan importante como la seguridad”.

Monsanto se une a otros miembros del grupo de trabajo la Unión Europea de glifosato y al grupo de trabajo conjunto de glifosato en su desacuerdo con la clasificación de la IARC por las siguientes razones:

  • La clasificación de la IARC no es un estudio. No hay nuevos datos aquí. Recientemente en enero, el gobierno alemán completó una rigurosa evaluación de cuatro años del glifosato para la Unión Europea. Los reguladores alemanes revisaron todos los estudios que la IARC consideró, además de significativamente muchos más, y llegó a la conclusión que “es poco probable que el glifosato presente un riesgo carcinogénico en seres humanos”.
  • Datos científicos relevantes fueron excluidos de la revisión. La IARC omitió y no reconoció decenas de estudios científicos que apoyan la conclusión de que glifosato no es un riesgo para la salud humana. Un estudio en particular omitido fue el Estudio de Salud Agrícola – un estudio de 20 años y de varios millones de dólares financiado por los contribuyentes estadounidenses para estudiar el cáncer y otros resultados de salud entre los agricultores y sus cónyuges. Más de 89.000 personas participaron en este estudio desde 1993. Veinte años de datos del estudio sustentan la conclusión de que no hay evidencia creíble de que el glifosato puede causar cáncer.
  • La conclusión no se basa en datos científicos. La clasificación de la IARC es inconsistente con las numerosas y exhaustivas evaluaciones realizadas por cientos de científicos de países alrededor del mundo que son responsables de garantizar la seguridad pública. Además, la IARC tergiversó atrozmente los resultados y conclusiones de una reunión en conjunto de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas y la Reunión sobre Residuos de Plaguicidas de la OMS (JMPR) en el 2004. En su resumen en línea de la reunión del 20 de marzo publicado en la revista Lancet Oncology, la IARC cita específicamente una frase del reporte de 2004 de la FAO/OMS, el cual – sólo varias frases después – establece claramente: “En conclusión, la aplicación del glifosato… no produjo signos de potencial carcinogénico en cualquier dosis”. Este estudio también ha sido revisado por numerosas entidades reguladoras alrededor del mundo, y todos han llegado a la conclusión que no hay evidencia de carcinogenicidad.
  • La clasificación de la IARC no establece un vínculo entre el glifosato y un aumento en el cáncer. La revisión de la IARC es limitada y el proceso está diseñado para resultar en posibles y probables clasificaciones. La evaluación de la IARC del glifosato es similar a su evaluación impugnada de otros artículos de uso diario, como el café, los teléfonos celulares y las verduras en escabeche, y ocupaciones incluyendo barbero y cocinero de frituras.

“Las conclusiones acerca de algo tan importante como la seguridad y la salud humana deben basarse en un proceso científico imparcial, exhaustivo y riguroso que se adhiera a las normas reconocidas internacionalmente”, agregó Fraley. “Desafortunadamente, en este caso, la revisión de la IARC no cumplió con los estándares utilizados por las agencias reguladoras respetados alrededor del mundo. Les pido que la gente no tome nuestra palabra para ello, sino que miren las décadas de conclusiones de reguladores respetados. Dada la importancia de la seguridad del glifosato a los consumidores y productores por igual, vamos a seguir persistiendo con urgencia en nuestra solicitud para que la OMS provea de transparencia en el proceso de la IARC y tome en cuenta los estudios, tanto usados como descartadas para llegar a su conclusión”.

Recursos Adicionales (en inglés):

Sobre Monsanto Company

Monsanto se compromete a ofrecer una amplia gama de soluciones para ayudar a nutrir a nuestro mundo en crecimiento. Producimos semillas para frutas, hortalizas y cultivos clave – como el maíz, la soja y el algodón – que ayudan a los agricultores a tener mejores cosechas utilizando el agua y otros recursos importantes de manera más eficiente. Trabajamos para encontrar soluciones sostenibles para la salud del suelo, ayudamos a los agricultores a utilizar datos para mejorar las prácticas agrícolas y la conservación de los recursos naturales, y ofrecemos productos de protección de cultivos para reducir al mínimo los daños causados por plagas y enfermedades. A través de programas y asociaciones, colaboramos con los agricultores, investigadores, organizaciones sin fines de lucro, universidades y otros para ayudar a abordar algunos de los mayores desafíos del mundo. Para obtener más información sobre Monsanto, nuestros compromisos y nuestros más de 20.000 dedicados empleados, por favor visite: discover.monsanto.com y monsanto.com. Siga nuestro negocio en Twitter® en twitter.com/MonsantoCo, en el blog de la empresa, Beyond the Rows® en monsantoblog.com o suscríbase a nuestro News Release RSS Feed.

Sobre Monsanto Caribe LLC

Desde el 1996, Monsanto Caribe LLC ha sido parte de la industria de biotecnología agrícola en Puerto Rico, utilizando las herramientas de la biología moderna para ayudar a los agricultores a alimentar, vestir y abastecer de combustible a nuestro mundo en crecimiento. Las operaciones de Monsanto en Puerto Rico consisten en investigación y desarrollo en biotecnología agrícola para la producción de las mejores semillas de maíz, algodón, soya y sorgo para agricultores. El objetivo es encontrar los rasgos más deseables para mejorar los cultivos y desarrollar una nueva semilla con tales rasgos. En Puerto Rico, la compañía ha sido merecedora de distinciones como uno de Los Mejores Patronos en Puerto Rico en la Categoría de empresas medianas en el año 2012, 2013 y 2014, además de ser exaltado al Salón de la Fama de la Agricultura Puertorriqueña, en abril de 2013. Para conocer más sobre nuestro negocio y sobre nuestros compromisos, favor de visitar: www.monsanto.com. Puede seguirnos en Twitter® en www.twitter.com/MonsantoCo, en el blog de la compañía, “Beyond the Rows” en www.monsantoblog.com, o puede suscribirse a nuestro “News Release RSS Feed”.