UNA VEZ MÁS, LA EPA CONCLUYE QUE EL GLIFOSATO NO CAUSA CÁNCER

UNA VEZ MÁS, LA EPA CONCLUYE QUE EL GLIFOSATO NO CAUSA CÁNCER

ST. LOUIS – Como parte de su revisión en curso para el registro del herbicida glifosato, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) publicó su clasificación oficial del glifosato como “no probable que sea carcinógeno para los humanos”. Esta determinación es la conclusión publicada del Comité de Evaluación del Cáncer de la EPA (CARC, por sus siglas en inglés), y se basa en el abrumador peso de la evidencia sobre el glifosato. El informe del CARC está disponible al público en el archivo sobre glifosato de la EPA.

La EPA es el tercer organismo regulador que publica su conclusión de que el glifosato no es un carcinógeno, como parte de una revisión de registro desde que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) anunció una clasificación inconsistente en marzo de 2015. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) determinó en noviembre de 2015 que el glifosato es “poco probable que suponga un riesgo carcinogénico para los humanos”. También en 2015, la Autoridad Reguladora de Manejo de Plagas de Canadá (PMRA, por sus siglas en inglés) llegó a la conclusión “de que el glifosato es poco probable que suponga un riesgo de cáncer humano”. Estas conclusiones de la EPA y las autoridades reguladoras europeas y canadienses se basan en principios científicos estándar y el abrumador peso de la evidencia.

“Ningún regulador de plaguicidas en el mundo considera que el glifosato es un carcinógeno, y esta conclusión por la EPA de los Estados Unidos, una vez más refuerza este importante hecho”, indicó Hugh Grant, presidente y principal oficial ejecutivo de Monsanto. “El glifosato tiene una historia de 40 años de uso seguro y eficaz. Por desgracia, la clasificación inconsistente del año pasado por la IARC generó preocupación injustificada y confusión acerca de esta importante herramienta agrícola. Esta rigurosa evaluación de datos por la EPA se basa en las sólidas conclusiones de las autoridades reguladoras tanto europeas como canadienses y una vez más deja claro que el glifosato no causa cáncer”.

Las firmes conclusiones de la EPA y otras autoridades reguladoras proveen un contexto importante para el enfoque no-estándar y la clasificación inconsistente por la IARC, que clasificó el glifosato como un “probable carcinógeno”, en marzo de 2015. La EPA y las evaluaciones europeas y canadienses todas identificaron defectos en la evaluación de la IARC. La conclusión de la EPA señala, específicamente, que su evaluación “incluye todos los estudios (epidemiológicos y animales) revisados por la IARC, así como un subconjunto de estudios en animales reportados en un artículo de revisión de Greim et al. (2015), pero no revisados por la IARC”. Resultados a partir de estudios adicionales no cambiarían la conclusión de que el glifosato no es cancerígeno. Entre otros defectos en la evaluación de la IARC, la EPA concluyó, “la inclusión de resultados positivos de estudios con limitaciones conocidas, la falta de resultados positivos reproducibles y la omisión de resultados negativos de estudios fiables puede haber tenido una incidencia significativa en la conclusión de la IARC sobre el potencial genotóxico del glifosato”.

Para evaluar el glifosato y otros plaguicidas para la salud y la seguridad, la EPA exige a las compañías financiar, ejecutar y presentar una amplia gama de estudios para ser revisados por científicos de la EPA. Los estudios presentados a la EPA por Monsanto y otros solicitantes de registro con respecto a la salud y la seguridad del glifosato se llevan a cabo de acuerdo a las estrictas e internacionalmente reconocidas normas de calidad conocidos como Buenas Prácticas de Laboratorio (GLP, por sus siglas en inglés), que proporcionan un marco para la planificación, realización, monitoreo, documentación, auditoría y archivo de los estudios de laboratorio. Estas estrictas directrices de cumplimiento aseguran la calidad e integridad de los datos que se someterá a la revisión regulatoria. Aunque la ley de los Estados Unidos requiere que los solicitantes de registro costeen tales estudios para que el costo no recaiga sobre los contribuyentes, la EPA hace cumplir estrictamente el programa de GLP, realizando inspecciones periódicas para monitorear el cumplimiento y el enjuiciamiento de cualquier infractor.

Para obtener más información acerca de glifosato, por favor visite monsanto.com/glyphosate.

Sobre la Compañía Monsanto

Monsanto se compromete a ofrecer una amplia gama de soluciones para ayudar a nutrir a nuestro mundo en crecimiento. Producimos semillas para frutas, vegetales y cultivos clave – como el maíz, la soya y el algodón – que ayudan a los agricultores a tener mejores cosechas utilizando el agua y otros recursos importantes de manera más eficiente. Trabajamos para encontrar soluciones sostenibles para la salud del suelo, ayudar a los agricultores a utilizar datos para mejorar las prácticas agrícolas y la conservación de los recursos naturales, y ofrecer productos de protección de cultivos para minimizar los daños causados por plagas y enfermedades. A través de programas y asociaciones, colaboramos con agricultores, investigadores, organizaciones sin fines de lucro, universidades y otros para ayudar a abordar algunos de los mayores desafíos del mundo. Para obtener más información sobre nuestro negocio y nuestros compromisos, por favor visite: discover.monsanto.com y monsanto.com. Siga nuestro negocio en Twitter® en twitter.com/MonsantoCo, en el blog de la compañía, Beyond the Rows en monsantoblog.com o suscríbase a nuestro News Release RSS Feed.

-oOo-