News

Reduciendo los desechos para ayudar al medio ambiente

Reduciendo los desechos para ayudar al medio ambiente

Por Brandie Piper
Comunicaciones Corporativas de Monsanto

Imagínate que la Tierra es una casa con 7 mil millones de inquilinos. Todo el mundo tiene que hacer su parte para mantener la casa limpia. Ya sea encontrando maneras de reutilizar o conservar el agua, comenzar una pila de composta en el patio trasero o reciclar, siempre hay espacio para hacer más. El viernes 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, y es una oportunidad para tomar un poco de tiempo y pensar en maneras de reducir los desechos y mejorar el medio ambiente.

El reciclaje y el compostaje son dos maneras fáciles de ayudar a prevenir que el desperdicio innecesario contamine el suelo. De hecho, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) dice que estos métodos lograron una disminución del 7 por ciento en la cantidad de basura enviada a los vertederos en el 2012 en comparación con el 1990.

En un vertedero, el suelo está recubierto con una capa de plástico protector. Los residuos sólidos se descargan y se compactan. Cada día la basura se cubre con una capa de tierra, y el proceso comienza de nuevo el día siguiente. Cuando el agujero está lleno, se coloca un tope de vegetación, sellando la basura durante cientos de años.

Cada año, los estadounidenses tiran aproximadamente 251 millones libras de basura, según la EPA. Casi el 35 por ciento de la basura se convierte en abono o se recicla. Hay margen para mejorar.

En Monsanto, estamos comprometidos a encontrar maneras de utilizar los recursos de manera más eficiente. En 2014, dimos nuestros primeros pasos para verdaderamente entender la cantidad de residuos producidos por cada una de nuestras instalaciones alrededor del mundo. En el año fiscal 2014, a nivel mundial, enviamos o compostamos 314 mil toneladas métricas de materiales de nuestras operaciones – propias, arrendadas y contratadas.

PRL-15015 M Infográfica en Español-01

El diez por ciento de los residuos fue a vertederos, y 5 por ciento fue incinerado.

Aquí hay algunos ejemplos de áreas en las que tuvimos éxito desviando desechos de los vertederos:

• Setenta y un por ciento de las 314 mil toneladas métricas fue reciclado, reutilizado o compostado. A modo de ejemplo, después de la cosecha de maíz en nuestras fincas y las fincas de nuestros agricultores-clientes, los residuos de cultivos – las hojas y tallos – son o dejados sobre el terreno para cubrir el suelo o utilizados como alimento para los animales.

• El doce por ciento de los desechos que produjimos fue utilizado para la recuperación de energía. En Brasil, por ejemplo, después de retirar el maíz de la mazorca en la cosecha, usamos las mazorcas como fuente de energía para alimentar nuestras instalaciones, en lugar de utilizar el carbón. Este proceso reduce 21 mil toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero.

• En nuestra instalación en Muscatine, en lugar de descartar la semilla que se considera inservible o no aptas para la siembra, utilizamos esa semilla como fuente de energía para la planta, mezclando la semilla con el carbón para producir vapor para la instalación. Como resultado, hemos evitado que 17 mil toneladas de carbón y 61 toneladas de óxido de azufre lleguen a la atmósfera.

Conozca más sobre los esfuerzos de compostaje y conservación de energía, además del compromiso de Monsanto hacia un enfoque sostenible de negocios en el Informe de Sostenibilidad de Monsanto. Daremos seguimiento e informaremos sobre estos números, y lo más importante, nos esforzaremos por reducir la cantidad de desechos.